jueves, 2 de marzo de 2017

Alimentacion: La actitud positiva

Hola chicas,

Ya es jueves y hoy voy a hablar de la alimentación.

la pequeña aprendiz
Fresas con harina de Algarroba para merendar

Hoy no hay nada de costura ;)).


Es muy importante  dejar claro lo que quiero expresar con estos post de "Alimentos" que voy a escribir, a partir de ahora. 

Yo no soy titulada, ni experta ni nada parecido, pero sí soy una persona que come todos los días y que llevo unos meses intentando cuidar mi alimentación, siguiendo los consejos y ayudas de quien sí sabe mucho sobre este tema de la alimentación.

Entonces, digo yo, si los expertos (a los que admiro profundamente) divulgan y se expresan en sus redes sociales  y derrochan a diestro y siniestro todo lo que saben para que lo aprendamos y lo pongamos en práctica, he pensado, que hay otra manera mas aún, de ser útil para los demás.... y es...escribir en mi blog mis hábitos alimenticios, mis impresiones, mis dudas, en fin.... será muy variado  este tema de la Alimentación en mi blog... ya lo iremos viendo, porque ni yo misma sé lo que me depara, esta sección que inauguro ahora mismo!!!!.

Llevo días intentado concretar un tema sobre el que hablar hoy .. pero ayer lo elegí:

LA ACTITUD POSITIVA, ante la alimentación

En un pasado, no muy lejano, yo comía porque tenía hambre y cocinaba poquito y malcomía muchas veces (por falta de tiempo, por falta de ganas de comprar en el super, porque no me apetecía cocinar,....siempre tenía alguna excusa!!!!).

Esta actitud de comer rápido, de cocinar con prisas, de comprar con desgana, de no querer "estar en la cocina", propiciaba que tuviera una actitud hacía mi alimentación equivocada.

Ahora, en el presente, en el día de hoy, todo esto HA CAMBIADO, y ha cambiado muchísimo!!!!.

Se me han abierto los ojos y me he dado cuenta de lo equivocada que he estado todo este tiempo de atrás.

Todos comemos de 3 a 5 veces al día , mas o menos ( algunos menos, otros más!!! supongo!!), pero todas las personas necesitamos comer VARIAS VECES en el día, TODOS LOS DÍAS. Entonces, este acto de comer y alimentarse es MUY IMPORTANTE. 

No es un acto cualquiera, tiene una importancia vital para todos nosotros.

Y el siguiente paso es saber hacerlo correctamente.

Ese saber hacerlo correctamente ( tan fácil de escribir y tan difícil de entender y ponerlo en práctica TODOS LOS DÍAS) necesita de "AYUDAS" y una muy importante es:

La actitud POSITIVA ante la alimentación


Voy a hablar de mi actitud positiva:

En el presente, para mí, es muy importante comer bien, comer sano,comer alimentos reales,alimentos naturales y muy poco procesados.

Cuando voy el sábado al mercado de mi barrio, le compro al pescadero, al carnicero, al frutero productos que yo veo que están poco manipulados, que son productos verdaderos sin mas.

Ya voy teniendo relación con ellos, pequeñas charlas, me van conociendo,van tomando nota de mis elecciones, lo que elijo comprar,semana tras semana.
Ven corretear a mi hija, de un lado para otro, la miran con ternura cuando ella le pide "1 puerro y 1 calabacín....".

Esa compra que me llevo a casa en mi bolsa de tela, que voy cargada de peso, pero me van impregnando los olores de las manzanas, las fresas, se mezcla con la cebolla y el puerro.

Esos olores también marcan un momento que ahora me gusta vivir.

Llegar a casa y colocar la compra puede resultar un "rollo", pero si lo vas colocando con el pensamiento de con este calabacín y esta patata haré un puré, con los garbanzos y la sepia un guisado el día tal, en fin... que todo tiene su lugar y si todo va destinado a un momento de tu alimentación, pues con actitud positiva es mucho mejor.

Un momento que me encanta, es cuando está todo colocado en la nevera y se vé tan bonita, tan multicolor, hay mucho verde, rojo, algunos alimentos naranjas, un poco de amarillo, en fin!!... esta sensación es muy buena.

Luego está la actitud frente al cocinado de los alimentos...
Este tema es el que peor llevaba yo siempre.... Intentaba cocinar algo rápido y mantenerme alejada de la cocina.
Pues lo estaba haciendo FATAL!!

Ahora, puedo decir, que muy poco a poco, me he ido metiendo y no me cuesta nada, ESTAR EN LA COCINA.

Ahora pico mis verduras tranquilamente, con paciencia, hago un  sofrito, mientras pongo a cocer el arroz integral, cuento el tiempo de cocción, muevo con la cuchara de palo el sofrito, le doy vueltas con tranquilidad, mientras pienso que va a quedar un plato riquisimo.
Cuando termino, quizás me puedo poner  a hacer masa de pan, no se tarda nada y la dejo reposar su tiempo antes de meterla en el horno.

Todo lo hago tranquila, disfrutando de lo que estoy haciendo y sin pensar en otras cosas. 

Cocino platos muy tradicionales (según práctico mas y mas, me salen mas ricos y eso me impulsa a seguir cocinando con cariño), hago bizcochos ( y hasta me atrevo a llevarles a mis alumnas para darles de merendar!!), y más cosas..

Me doy cuenta que mi práctica en el cocina, se acerca un poco más a lo que cocina mi madre y lo que cocinaban mis abuelas: platos tradicionales de legumbres con "carne o pescado" y verduras, guisos simples pero con mucho sabor y cariño.

A mi estos recuerdos, me hacen sentir que lo estoy haciendo mejor que antes.
Que estoy en el buen camino.

Luego está el momento en el que nos sentamos todos juntos en la mesa, a disfrutar de la comida.

Primero miramos el plato y sentimos agradecimiento por tener esa comida tan rica y luego placer de poder comer una comida cocinada con productos reales, con cariño y paciencia.

Y como no, decir que todos estos actos, rutinas, hábitos y gestos hacia la comida, hacia los alimentos reales y hacia la cocina con cariño, SE TRANSMITEN a los pequeños de la casa.

Ellos aprenden de nosotros

-Si yo como verdura y fruta todos los días, ella también. 

-Si yo compro productos reales y verdaderos, y se los enseño a la peque, se los doy a probar,  si le enseño a lavar la fresa, cortar las hojitas y dar un "bocao" grande y que saboree lo rica que está!!!

-Si yo hago pan y bizcochos caseros y me ayuda en la elaboración, se lo comerá con una actitud muy positiva.

Podría seguir escribiendo, pero lo voy a dejar aquí...



Todo esto lo hago FELIZ, con una actitud positiva, de saber que estoy comprando alimentos ricos y naturales y que lo que cocino es bueno para mi alimentación y la de mi familia.

Y hasta aquí el post de alimentación de Sonia Fonseca

Besitos Fuertes!!!.

A cuidarse sin parar!!!









9 comentarios:

  1. Tienes toda la razón, la actitud hacia la comida es muy importante :-) A nosotros nos encanta cocinar, cuando viviamos solos era nuestro momento para hablar y arreglar el mundo. Ahora con tres peques la cosa es más difícil, pero un bizcocho a la semana cae siempre y legumbres a tutiplen que me encantan! La pasión por la cocina se la debo a mi padre que le da mucha importancia a este ritual.
    Gracias por la entrada!!! Muy inspiradora!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, por tu respuesta igual de inspiradora!!
      Eres un amor!!

      Muackk

      Eliminar
  2. ¡Hola! Pues me sorprende bastante este post, porque desde siempre he hecho la compra en el mercado del barrio, y cocinado a diario, y eso que no me gusta nada comprar ni cocinar, pero no concibo comer de otra manera... es como he comido siempre con mi madre y simplemente he seguido su ejemplo, supongo que es lo que quieres hacer ahora con tu hija. Para las mías el mercado es su segunda casa, jajajaja. Es verdad que me frusta mucho tener que pasar tanto tiempo en el mercado y la cocina, porque entre esto y el trabajo ya no me queda tiempo para coser... esto lo llevo mal, pero en fin, hay que alimentarse y alimentar a la familia... gracias, Sonia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mar, eres otro ejemplo a seguir!!
      Mi madre cocina genial y la compra la hace muy bien, pero cuando yo me fui de casa, me lance a comer mal y a mostrar un desinterés absoluto por la comida.
      Menos mal, que todo tiene solución y remedio y llevo unos meses cambiando hábitos y con una aptitud positiva hacia mi alimentación.

      Besitos guapa

      Eliminar
  3. La verdad es que todas pasamos por malas rachas para la cocina. El estrés, el poco tiempo y la falta de imaginación a vecen lo hacen todo más difícil. Y si a eso sumas niños delicados para comer apaga y vámonos. Vamos que mi hija ve la harina de algarroba y no te digo yo a donde llega el plato... jejeje. Y eso que en casa somos desde siempre de mercado semanal y de legumbres, guisos, frutas y verduras. Pero no te voy a negar que un dulce o un donuts le cae a las niñas de vez en cuando y más cuando están en casa de los abuelos. Supongo que cada una lo hacemos lo mejor que podemos.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo eso es cierto Maria.
      Yo tengo la suerte que Sofía lo prueba casi todo, eso no quiere decir que le guste..
      Intento respetar sus preferencias y gustos pero sobre alimentos sanos y frescos.
      Y los dulces que comentas, evidentemente si se los dan fuera de casa, la niña se los come, pero al menos ya sabe y conoce que son buenos, que el azucar no es algo a tomar de diario y toma conciencia de este tema, ya me parece un gran paso!!!

      Me quedo con eso!!.
      Besitos guapetona

      Eliminar
  4. Me encanta esta entrada Sonia!!!!! Es increible como a veces pasamos horas haciendo las cosas de una manera que no nos satisface, que no nos alegra, que no nos llena. Y con tomar conciencia de ellos todo empieza a cambiar.
    Me alegro mucho mucho de todos tus cambios. Yo estoy a medio camino.
    Un beso. Lola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente cierto Lola!!

      Lo has descrito perfecto!!.

      Lo estaba haciendo mal, lo sabia, me hacia sentir horrible y seguia.... hasta que un día dije... se acabó!!!.

      Y poco a poco vamos mejorando!!.

      Besitos guapa

      Eliminar
  5. Qué bien transmites Sonia! En mi casa es el padre de las criaturas el que tiene toda la paciencia del mundo para comprar y cocinar y nos hace disfrutar a nosotras...
    Pero me encanta lo que nos cuentas, voy a animarme a relevarle un poco!
    Besos,

    ResponderEliminar

Gracias por pasearte por mi rinconcito